No hay excusa que valga para no tener un blog

“No tengo tiempo.”

“No es un buen momento.”

“No se me da bien escribir.”

“No tengo dinero para montar un blog.”

El 80% de mis clientes me dan estas razones excusas, entre otras, cuando les explico lo importante que es para su negocio el tener un blog.

Mira, sinceramente, toda la entrada se resume en una sola frase:

“El que quiere llegar busca caminos, el que no, busca excusas.”

Vamos a ver cómo superar fácilmente cada uno de esos problemas para que, de una vez por todas, te pongas a tope con tu blog.

caminos-o-excusas

Antes de nada ¿Sabes lo que te aporta el tener un blog?

Me voy a remontar a dos años atrás.

Un día me llama un cliente y me encarga rediseñar su página web. Le aconsejo incluir un blog para que le ayude a impulsar su negocio en Internet.

Las formas de promocionar su empresa siempre habían sido las mismas, buzoneo, publicidad en dársenas de autobuses y parkings, etc.

Así que el tema del blog no lo veía claro, no acababa de entender como “eso” iba a impulsar nada.

El caso es que tras mucho insistirle, al final aceptó incluirlo en la web.

El problema es que nunca llegó a entender la importancia que tenía esa herramienta.

Y nunca la utilizó.

La semana pasada me llamó porque no está satisfecho con el tráfico que recibe desde Google y quería darle otra vuelta a la web.

Cuando la visité vi que tenía la misma entrada de ejemplo que le dejé puesta en el blog, nada más.

No ha escrito ni una entrada en dos años.

Resultado: Hace dos años recibía entre 5 y 10 visitas al día. Cuando le hice la nueva web pasó a tener entre 10 y 30 visitas al día. Hoy sigue por debajo de 40 visitas al día.

Un blog bien hecho te ayuda a:

  1. Conseguir tráfico para tu web.
  2. Convertir visitantes en clientes potenciales.
  3. Ganar autoridad.
  4. Establecer relaciones a largo plazo.
  5. Automatizar tu negocio.

Pero este hombre nunca entendió lo que podía aportarle el blog y no lo trabajó.

Así le ha ido…

Si tú todavía no acabas de verle las ventajas al blog no hagas cómo él y léete este artículo, anda.

Un blog no se trabaja solo

Sigo con el ejemplo anterior.

Cuando vi cómo tenía la web le fui a ver y le expliqué que sin trabajar nada en su web era muy complicado que Google le tuviera en cuenta.

Le puse de ejemplo mi blog y le mostré los datos de Analytics.

Se le caía la baba.

No porque yo tenga muchísimo tráfico, sino porque tengo mucho más tráfico que él (cosa bastante fácil de conseguir) y porque mi gráfica de visitas recibidas desde Google va en continuo aumento.

La suya parece el cardiograma de una lechuga.

El caso es que pareció ver la luz y me pidió que le enseñara como utilizar el blog “para que le llegaran muchas visitas”.

Le expliqué cómo añadir entradas, cómo redactar los textos, cómo enfocar sus contenidos hacia sus clientes potenciales, etc.

También le expliqué lo que te conté la semana pasada en mi guía sobre posicionamiento en buscadores para principiantes.

Pero yo veía que el gesto se le iba torciendo por momentos. Pasó de la euforia a la protesta en 20 minutos. A partir de ahí todo fueron quejas, trabas y excusas.

Y así no se llega a ningún sitio.

Todos tenemos las mismas dificultades para mantener un blog

No es fácil, ya lo sé.

Tener un blog en condiciones requiere mucho trabajo y sacrificio.

Pero para todo el mundo. No solo para ti.

O ¿Qué te piensas? ¿Qué los grandes bloggers con miles de visitas al día no tienen familia? ¿Trabajo? ¿Qué no tienen otra cosa que hacer que escribir en el blog?

A mí me cuesta mucho escribir, hay días que no me apetece nada, pero hay que hacerlo.

Al menos si quiero llegar a dónde quiero llegar.

Por eso me fastidia tanto cuando hablo con un cliente y me empieza a decir que él no tiene tiempo para escribir en el blog.

Joder ¿Y yo sí?

La semana pasada gestioné 5 proyectos en WordPress, hice varios presupuestos, visité a 3 clientes, escribí una entrada de 6000 palabras, hice deporte y salí a tomar una caña con mi novia o amigos todas las tardes.

Tiempo tienes.

Lo que no tienes son ganas.

A todos nos cuesta mucho mantener nuestro negocio y al mismo tiempo publicar en las redes sociales, contestar los comentarios del blog, atender las consultas que nos llegan por email, etc.

La única diferencia entre una persona que “no puede” mantener un blog y una que si lo hace, es la actitud de cada una.

Si quieres puedes

¿Es duro mantener un blog? A veces.

¿Requiere mucho tiempo? Bastante.

¿Merece la pena? Absolutamente.

Para mi lo que me aporta el blog supera con creces el esfuerzo que me supone. Sé dónde quiero llegar y el estilo de vida que quiero tener.

Es algo que realmente deseo con todas mis fuerzas, así que hago todo lo necesario para conseguirlo.

Y lo conseguiré.

Y tú también.

Pero tienes que quererlo de verdad. Si no cualquier chinita será un obstáculo insalvable.

Lista de razones excusas más frecuentes para no tener un blog y cómo superarlas

1. No tengo tiempo para escribir en el blog

Esta es la razón excusa número 1 para casi todo el mundo.

¿Te has fijado en que hay gente que parece que no para de hacer cosas en todo el día?

¿Esa gente tiene más tiempo que tú? Pues no, 24 horas como todo hijo de vecino.

La diferencia está en cómo ocupamos el tiempo cada uno.

Dedícalo a cosas que realmente te importan y desecha o reduce lo máximo posible las que te den igual.

De dónde sacar tiempo

  • ¿Cuánto tiempo ves la tele cada día?
  • ¿Cuánto tiempo pasas en Facebook?
  • ¿Cuántas horas duermes?
  • ¿Cuánto tiempo pasas en el baño jugando al Candy Crush?

Seguro que entre unas cosas y otras puedes sacar media hora al día para dedicarle al blog.

Organiza tus prioridades

Haz una lista con las cosas más importantes para ti en tu día a día, por ejemplo:

  1. Pasar tiempo con mi familia.
  2. Impulsar mi negocio en Internet.
  3. Hacer deporte.
  4. Socializar con mis amigos.
  5. Echarme un rato la siesta.

Bien, pues guarda espacios de tiempo para esas 5 cosas a lo largo del día y priorízalas sobre todas las demás.

Esas 5 cosas las tienes que hacer si o si. Luego si te sobra tiempo ya verás la tele.

Cada uno tiene su propia lista, encuentra la tuya y respétala.

Si de verdad quieres hacer algo encontrarás el tiempo para hacerlo, lo demás son excusas.

Y esto sirve para los demás ámbitos de tu vida, hacer deporte, leer, etc.

Mejora tu productividad

Intenta optimizar tu tiempo. En Psicocode hay un artículo interesante sobre la técnica pomodoro que te puede venir bien.

En este otro artículo encontrarás herramientas que te ayudarán a mejorar tu productividad.

Otra opción es que subcontrates a alguien para que te prepare contenidos. Esta es una práctica habitual entre bloggers. Tú le pasas a tu redactor las líneas maestras del artículo y él se encarga de hacerte un post de 2000 palabras.

Si te lo puedes permitir puede ser una buena opción.

2. No sé escribir, se me da mal

Nadie nace sabiendo.

Mis primeras entradas del blog iban dirigidas hacia el público equivocado, escribía párrafos demasiado largos y no tenía un estilo definido.

Con el tiempo le vas cogiendo el truquillo y cada vez tendrás más soltura.

No tienes que ser Shakespeare para escribir tu blog, basta con que puedas transmitir tus ideas de una forma que entienda tu potencial cliente, así de simple.

Te recomiendo que observes blogs que te gusten:

  • ¿Utilizan frases largas o cortas?
  • ¿Estilo formal o informal?
  • ¿Cómo se dirigen al lector, de tú o de usted?
  • ¿Emplean humor?
  • ¿Cuántas palabras tienen sus entradas?
  • ¿Utilizan listas?
  • ¿Qué tipo de entradas te gustan más? ¿Cómo hacer…? ¿Tutorial para…? ¿Los 10 mejores…? ¿5 ideas para…?

Las respuestas a estas preguntas te ayudarán a definir tu propio estilo.

Te recomiendo que leas el blog de Maïder Tomasena, ahí vas a aprender a escribir en condiciones. Puedes empezar por esta entrada.

Si no lo acabas de ver claro otra opción muy buena es que hagas contenido audiovisual. Solo tendrías que redactar un texto de introducción breve en la entrada y luego poner tu video.

El contenido audiovisual arrasa en internet y no es necesario que sepas redactar. Además puedes grabar un video en 10 minutos, lo que te solucionaría de paso el problema de no tener tiempo.

Lo malo es que la gente que pone excusas para escribir un blog se pone taquicárdica cuando le mencionas la posibilidad de grabar videos.

3. No sé cómo hacer un blog

Pues aprende coño.

Y si no aprendes es porque no quieres.

Internet está lleno de tutoriales sobre cómo crear un blog con WordPress, cómo elegir el tema y el hosting, cómo preparar un calendario editorial para tu blog, cómo redactar entradas pensando en el SEO, etc…

Tienes todo lo que necesitas al alcance de tu mano.

Y si no quieres aprender contrata a alguien que te lo haga, que tampoco es tan caro.

No saber no es una razón, es solo otra excusa más.

4. No tengo dinero para montar un blog

¿No tienes 100€ al año para invertir en tu negocio?

Porque eso es lo que te cuesta tener un blog.

Dominio: entre 5 y 15€ al año dependiendo del proveedor que elijas.

Hosting: entre 60 y 80€ tienes buenos servidores.

Tema para WordPress: puedes coger uno gratuito o comprar uno Premium por 30-60€ (pago único)

No necesitas más.

Si no te puedes permitir esta inversión en tu proyecto igual deberías replantearte la viabilidad del mismo.

5. No sé sobre qué escribir

Al principio puede ser complicado encontrar temas sobre los que escribir. La falta de costumbre se traduce en falta de ideas.

Pero no te agobies, solo tienes que prestar un poco de atención.

Lo primero y fundamental es que resuelvas las dudas de tus clientes.

Escúchales.

Si un cliente te pregunta:

“¿Qué tipo de bicicleta debería comprar si tengo problemas de espalda?”

Ya tienes una entrada para tu blog:

“Qué bicicleta comprar si tienes problemas de espalda.”

Si te pregunta:

“¿Por qué cuesta tanto un logotipo?”

Escribe:

“La importancia de tener un logotipo profesional”.

O “El proceso de creación de un logotipo”.

Lo vas pillando ¿no?

Luego ya puedes hacer un análisis de palabras claves y todo lo que quieras, pero lo principal es que ayudes a tus potenciales clientes.

6. No tengo claro que el blog vaya a funcionar tan bien

Si no crees que vaya a funcionar no funcionará.

Cómo esperas enganchar a tus lectores si tú mismo no crees en lo que estás haciendo.

Un blog funciona.

Punto.

Lo digo yo y lo dicen cientos de bloggers que llevan mucho dinero ganado con sus bitácoras.

Pero para que funcione tienes que trabajarlo y poner toda la carne en el asador. Si generas contenidos mediocres conseguirás resultados mediocres.

Lo que me fastidia de la gente que me dice esto es que ya empiezan el blog a regañadientes, copian-pegan 3 entradas de otros blogs en el suyo, se tiran 6 meses sin escribir nada nuevo y la siguiente vez que te ven te dicen:

“Oye macho, lo del blog que decías que funcionaba tan bien… en mi web no se ha notado nada…”

Con rintintín.

Como si estuviera contento de no haber tenido éxito solo por darme en los morros.

Pues tú mismo, jefe.

Ese blog ya estaba condenado al fracaso antes de empezar.

Sin una buena actitud no conseguirás nada.

no-digas-que-no-puedes

7. No tengo edad para esto

A no ser que tengas menos de 4 o más de 95 años eso no es verdad.

Hay bloggers de más de 80 años y de menos de 15 que tienen éxito con sus blogs.

Si eres joven tienes la fuerza, la ilusión y las ganas de aprender.

Si eres mayor tienes la experiencia y la sabiduría para transmitir lo que sabes.

Si quieres tener un blog, tu edad no es una razón excusa.

8. No es un buen momento

Esta me hace mucha gracia porque es la excusa incontestable.

Este argumento es tan amplio que el que lo utiliza te deja muy pocas opciones para rebatirle.

“Estamos en crisis, no es un buen momento.”

“Mi mujer está a punto de dar a luz, no es un buen momento.”

“Estamos de mudanza, no es un buen momento.”

Así eternamente.

Y si le demuestras que lo que dice no es una razón sino una excusa, el colega es capaz de hacer un mega remix de inconvenientes para dejarte bien claro que no es un buen momento.

Para esa persona pueden pasar 100 años y nunca encontrará el momento adecuado.

Más que nada porque no tiene ningún interés en encontrarlo.

9. En mi sector la gente no lee blogs

Para esta razón excusa solo te voy a poner un ejemplo. El blog de Ángel Almaraz.

En él escribe y habla (también hace videos) sobre soldadura y calderería. Enseña técnicas y consejos para ayudarte a reparar tus herramientas de trabajo.

No es un blog sobre una temática típica, de hecho su propuesta es única y por eso está captando toda la atención de su nicho.

Seguro que alguien le dijo que los agricultores no leían blogs, pero ahí lo tienes…

Un valiente abriéndose paso.

10. En mi sector ya hay mucha competencia

Vale, pero si hay mucha competencia será porque hay mucha demanda ¿no?

Seguro que entre tanta demanda hay un sitio para ti. Solo tienes que hacerte hueco.

Además, ¿Qué vas a hacer? ¿Te vas a rendir antes de empezar?

Competencia vas a tener siempre.

Y si al principio no la tienes y tu negocio funciona ya verás cómo te crecen los imitadores intentado comerte la tostada.

Si te da miedo competir vete a casa. No vas a triunfar con tu blog ni con tu negocio.

Conclusión

Tener un blog exitoso no es fácil, pero se puede lograr si de verdad lo deseas.

La única razón real para no tener un blog es que no quieres.

Por lo que sea. Por miedo, pereza, falta de motivación…

Pero no te engañes.

Necesitas un blog, en el fondo lo sabes, así que déjate de excusas baratas y ponte con ello hoy. No esperes a mañana.

Si lo sigues dejando aparcado, dentro de un año te arrepentirás de no haber empezado hoy.

No hay excusa que valga para no tener un blog
5 (100%) 1 vote

10 comentarios en “No hay excusa que valga para no tener un blog

  1. Enhorabuena Arturo,
    es impresionante ver lo profesional que eres compartiendo tus experiencias.

    Te agradezco sinceramente el esfuerzo que haces con tu blog, porque aparte de que recoges lo sembrado, nos inculcas las vías para mejorar nuestro negocio como si fueses un amigo compartiendo esas experiencias.

    Agradecido por tu esfuerzo, y encantado de seguirte.
    Un saludo.

  2. Excelente!Gracias por compartir….Todo lo que sea motivación y mejorar el proceder de las personas me encanta!Excelente tu blog!Exitos!

    • Hola Iberzal,

      Todos los que nos dedicamos a esto hemos oído estas excusas y algunas más. Hay mucha gente que todavía no es consciente de lo importante que es escribir un blog para atraer visitas y clientes.

      Algún día escribiré una segunda parte inspirada en un cliente que me ha puesto más excusas juntas que todos los demás que tengo juntos 😉

      Un saludo!

  3. Hola de nuevo!
    Permíteme que te pida disculpas por haber tardado tanto en darme cuenta que me has nombrado en el post con un enlace a mi web. ¡I´m sorry!
    Hoy viendo la procedencia de las visitas he visto el enlace que les llevaba a mi blog y me preguntaba “porque” hasta que he llegado casi al final del post y me nombrabas en el, por lo cual te doy las GRACIAS, pues no imagine que personas que poco tienen que ver al nicho que me dirijo se fijaran en mi web. Esta claro que me equivoque.
    Esta noche no me acostaré sin saber una cosa más. Gracias por esta magnifica lección.
    Un fuerte abrazo, compañero.

  4. Hola Arturo,

    He llegado a tu web siguiendo links y me ha encantado! Leí varios artículos muy buenos, y aunque generalmente no suelo comentar, en este caso no puedo evitarlo… Es que llevo muuucho tiempo dandole vueltas a la idea de montarme un blog y me he puesto casi todas estas excusas, jeje, me las borrado de un plumazo! Después de leer esta entrada solo me queda tener coraje para dar el paso.

    Gracias por escribir tan claro y por este post tan motivador!

    Un saludo.

Deja un comentario

 

- CURSO POR EMAIL GRATUITO - 

Descubre las 7 claves para hacer una web atractiva y rentable

- CURSO POR EMAIL GRATUITO - 

Descubre las 7 claves para hacer una web atractiva y rentable

- CURSO POR EMAIL GRATUITO - 

Descubre las 7 claves para hacer una web atractiva y rentable