El copywriting del hijo único y porqué los diseñadores web sois gente muy rara.

Artículos de copywriting hay muchos.

Algunos son buenos, otros son menos buenos.

Yo no te voy a decir que este sea bueno o menos bueno, eso es cosa tuya y lo
decides tú, ahora, lo que sí te voy a decir es que si tienes interés en saber los tres pasos imprescindibles que tienes que dar para tener la extraña habilidad de ganar dinero online, aquí te voy a mostrar cómo.

Seas a no seas profesional del copywriting, las palabras las vas a tener que utilizar.

El paso 1 es el más corto.

POST INVITADO

Hoy es un día especial para mí. Tenía muchas ganas de traerte al gran Isra Bravo, copywriter atípico, excelente formador y el culpable de que lleve 200 días seguidos escribiendo un correo diario. Para mí ha sido el gran descubrimiento de 2019 y ahora quiero que lo conozcas tú también.

El artículo de hoy es diferente a lo que suelo publicar en el blog, hoy no vamos a hablar de herramientas ni te vamos a explicar cómo hacer equis cosa con WordPress. Eso sí, lo que vas a leer puede afectar a tu manera de ver los negocios. Avisado quedas.

Por cierto, ¿Aceptarías consejos de copywriting de una irlandesa borracha?

Te dejo con él.


El copywriting no sirve de nada. El copywriting sirve de todo.

No creas nada de lo que leas. Me explico: 

No te digo esto para que te pongas en guardia y advertirte de un mundo malvado de vendehumos ni historias de esas, en serio. Vivir en eterna desconfianza debe ser agotador. Ya eres mayorcito, no hay problema con eso. Y todos metemos la pata, es lo que hay. 

No se acaba el mundo por eso. 

Yo te hablo de algo más profundo, te hablo de que como eres un ser humano, pues no vas a poder racionalizar todo lo que veas, ni lo que leas, ni lo que escuches. Pero sí puedes hacer algo, no hagas caso a nadie y prueba. 

Te pongo un ejemplo breve; durante muchos años, cuando intentaba ganar dinero, hacía lo que “yo quería”, lo que pensaba que iba a funcionar, lo que me gustaba, lo que me daba un pálpito, en fin, chorradas. Pero desde hace mucho tiempo, ¿sabes lo que hago? Lo que funciona. 

Es muy sencillo, yo pruebo y me quedo con lo que funciona. Cuando mandaba presupuestos para empresas, contaba historias y lo perfeccioné, porque funciona. ¿Tú crees que si pudiera lograr la misma conversión mandando un presupuesto de una línea iba a mandar uno de 22 páginas en PDF? Oye, que tengo una vida, si lo hago no es porque me guste ni porque me disguste, lo hago porque funciona. 

Así que primer paso, deja, en la medida de lo posible, tus gustos y creencias a un lado y haz lo que funciona. 

Prueba, mete la pata y acierta, no hay otra. 

Si te fijas en las páginas de venta de la mayoría de la gente, hay poco texto y mucho icono. Normalmente yo las escribo de mínimo 3.000 palabras. Y te repito la pregunta, ¿lo hago porque soy un tío muy ocioso con mucho tiempo libre? Pues no. Lo hago porque funciona. Porque la gente sí lee. Se desliza. Pero tienes que escribir con intención, no aburrirles y que el público sea el adecuado. 

Así que no te compliques la vida. Si para vender tus servicios has notado que vendes más haciendo publicidad en Google que en Facebook, pues vete a Google a captar clientes. Aunque Facebook te guste más. 

Entiendo que eres diseñador, entonces lo que a ti te gusta es diseñar, pero si hacer un diseño súper efectista y llamativo funciona menos que hacer algo que parezca que no lleva ningún diseño, aunque lo lleve, pues eso. 

Cuando me dedicaba a contactar con potenciales clientes que previamente nos habían dejado el email, probé con dos tipos de ángulos para lograr las citas presenciales que buscábamos. 

Un tipo de email era muy serio y formal. 

El otro era más informal, mucho más descuidado, más directo y más entretenido. 

Funciona mucho mejor el segundo. Y es por eso que lo hacía así. No dejé que mis gustos tomaran la decisión. Sencillamente lo hacía así porque así conseguía más reuniones. Ya está. 

Si los emails súper formales y aburridos tuvieran más conversiones escribiría emails formales y aburridos. 

Otra cosa:

Hazlo lo más sencillo posible. Y recuerda, no hagas caso a nada de lo que leas, y eso incluye este artículo. 

Por cierto, al final te cuento qué busca la gente en un diseñador web. Pero no te saltes nada porque entonces ni lo vas a entender ni le vas a sacar todo el partido. 

Paso 2:

Mantén una conversación. Es copywriting, no Miss España.

Mira, la gente tiene mucho síndrome de Miss España o Míster España en la web. Se ponen a sonreír y a decir unas frases que no son muy normales. Solo les falta una banda de miss o míster o lo que sea. 

A ver, que nadie se ofenda, un poco de sentido del humor, pero si crees que es normal que alguien llegue a tu web y le recibas diciendo… ¿Quieres enamorar a tus clientes con tu web? O ¿Quieres multiplicar tus ventas por 18 antes de 15 días? o esta otra ¿Te gustaría vivir la vida que mereces? 

Esto son ejemplos, pero seguro que me entiendes. 

Tú imagina que vas a casa de un desconocido por casualidad, llamas al timbre y te recibe dando un salto con los brazos apuntando al cielo, una sonrisa y lo primero que te suelta es que su misión es cambiar vidas. Pues que quieres que te diga, muy normal no es. 

Bueno, pues tampoco lo hagas en tu web. 

Es más fácil. Se trata de hablar con naturalidad. 

Piensa qué vendes. 

Para quién se lo vendes. 

Qué saca esa persona una vez se lo vendas. 

Pues ahora vas y se lo cuentas. Y eso lo haces en tu web de manera normal. 

Si eres diseñador web le puedes decir algo tan raro como “tú web en menos de 3 días”... joder, ni que fuera un trasplante de médula, a ver, es una web, es un negocio, las prisas no son buenas, como digas esas cosas te van a llegar clientes terribles que lo quieren todo para ayer y barato.

Vender utilizando la urgencia no es que tú trabajes de manera urgente. 

Mejor le puedes decir…

“Si te digo que diseño webs lo mismo te da un poco igual, pero si te digo que ayudo a mis clientes a montar negocios digitales con los que ganar dinero en internet, a lo mejor te interesa saber cómo lo hago”. 

Oye, cada uno tiene su opinión, pero para mí que esto seguro va mejor enfocado. Y además, te imaginas a alguien que te lo dice en la barra de un bar tomando un café. Vamos, normal. No saltando y diciendo gilipolleces. 

La cosa cambia. 

Ponte delante del espejo, dile a tu cliente qué piensas hacer por él, y lo escribes. No digo que sea fácil, pero es que ganar dinero online no es fácil. Uno se lo tiene que trabajar y las palabras son muy importantes. De hecho, son lo más importante y no te lo digo como copywriter, te lo digo como persona, como ser humano terrícola. 

Sin palabras, no hay nada que hacer. 

Ahora vamos al tercer paso. Este es el más importante.

El copywriting del hijo único.

No sé si tienes hermanos. Yo sí. Tuve que buscar la atención con otros seres vivos. Fue duro, ya sabes. Yo quería a mi madre y a mi padre solo para mí. Luego te acostumbras y eso. Bueno, que me desvío.

Esto tiene mucho que ver con la ventas. 

Creo que hay muchas razones por las que la gente monta negocios y no acaba de ganar dinero. Y es que son infantiles en su mentalidad de negocio. 

Mira. 

La gente actúa como si no estuvieran compitiendo en atención con miles de personas. Como si a la gente le importara algo tu vida o tu negocio. 

Como si fueran hijos únicos de 5 años y el universo girase alrededor de ellos. 

Entonces la mayoría hacen lo mismo, por imitación, como los niños. Ojo, todos somos la suma de muchas otras personas, todos tenemos influencias, todos copiamos cosas que nos gustan, todos, pero una cosa es eso y otra tener menos personalidad que la funda del móvil. 

Lo que te decía, la gente habla de manera muy rara en su web. Pero es todo más fácil. Una vez que sabes lo que vendes, y sabes a quién se lo vendes, tienes que dibujar en su cabeza la imagen. 

En la suya, 

En la tuya, no. 

En la suya. 

No hay imagen más poderosa que las palabras y recuerda el punto uno, no me hagas caso, prueba. 

Cuando tú hablas a otra persona de lo que le preocupa o desea,  es muy probable que te haga caso. Y eso solo lo podrás hacer si antes escuchas. Mucho. 

Con esto lo vas a ver claro… ¿sabes quiénes son los mejores conversadores del mundo?

Piénsalo un segundo. 

No son los que hablan mejor, ni tampoco son la gente más culta. Ni los que cuentan chistes. 

Los mejores conversadores del mundo son los que escuchan. A la gente le fascina que la escuchen. Entonces, los mejores conversadores, esa gente con la que los demás quieren quedar para hablar, son precisamente los que menos hablan y más escuchan. 

Pues esto es lo mismo. El mejor copywriting que puedes aplicar es simplemente escuchando. Escucha a tu mercado, no estés como los niños (y como la mayoría de los adultos) esperando como loco tu turno para meter baza.  Calla la boca, escucha, lee, apunta cosas que oigas, observa… solo así podrás saber qué quieren. Y eso te da un poder inmenso. 

Cuando yo era un crío soñaba con poder leer la mente y ser invisible. En serio. También con volar, con jugar en la NBA y con tener una novia rubia y pasear en barco de la mano. Pero lo de leer la mente y ser invisible, eso era lo que más me gustaba. 

Vamos, creo que debe ser lo que sueñan el 95% de los críos. 

Bien. 

Pues si tú observas tu mercado, si te vuelves un buen conversador, esto es, hablar menos y escuchar más, será lo más parecido a tener ese poder de la infancia. 

Pero también debes saber algo, y esto lo complica un poco. Una cosa es lo que alguien diga, otra lo que piense y otra lo que haga. 

Rara vez coincide. Así que no perdería mucho el tiempo con encuestas, y menos si son a gente que nunca te haya comprado nada. 

Es que mira, si a mí me mandan una encuesta y me preguntan si estoy dispuesto a pagar 1.000€ por un curso (perdón 997€, que se note que sabemos de marketing) de lo que sea que me quieran vender, puede que diga que sí o puede que diga que no. Es muy probable que mienta sin ni siquiera buscarlo, o no medite mi respuesta y casi seguro que no haré el esfuerzo de imaginar realmente si me gastaría ese dinero. Porque una cosa es lo que diga y otra es lo que haga. 

Debes saber que esta no es mi opinión no solicitada de hoy. Esto está demostrado. Es real. 

Otro ejemplo:

Invertir en bolsa. 

No te asustes, no te voy a hablar de gráficas ni de datos macro-económicos. Es todo mucho más sencillo. 

Algunas empresas tienen simuladores para la compra/venta de acciones. Y esas empresas invitan a los potenciales clientes a que se abran una cuenta con dinero virtual. 

¿Por qué lo hacen? 

Porque cuando estás jugando con dinero virtual que te da igual ganar que perder, cuando no te dejas influir por tus miedos, por prejuicios, limitaciones, etc, sueles hacerlo mucho mejor. La gente suele obtener muy buenos resultados en las simulaciones de bolsa. 

Eso sí, cuando se están jugando su dinero de verdad y quieren ser el lobo de wall street para ganar dinero desde casa comprando y vendiendo acciones en tiempo real, la cosa cambia. Cambia mucho, se vuelve infinitamente más difícil. 

Pues lo de preguntar a unos cuantos desconocidos de tu lista que no te han comprado nunca nada, es muy parecido. No digo que no te puedan dar información útil, pero no es lo mismo la simulación que la realidad. Y donde 20 te han dicho que se gastarían 1.000€ en tu curso (perdón 997€), lo mismo luego son 2 o 40, ojo. 

Así que lo que yo hago es mucho más sencillo y fiable, escucho. Lo hago de manera activa, no les pido que se imaginen nada ni me den opiniones imaginarias sobre soluciones imaginarias. Simplemente, les escucho. Les espío. 

¿Quieres vender muchos más servicios de diseño web? ¿Quieres venderlos a un precio más alto? 

¿Te gustaría tener cola de clientes? 

Sal de tu planeta y entra en el suyo. En el de la gente a la que le quieres vender. Debes decirles… “oye, que eso que estás buscando, lo tengo yo aquí, por si te interesa”. 

No les persigas, no te fíes de lo que te dicen, debes ir un paso más allá. Debes entrar en su planeta y una vez lo hayas hecho, recuerda, basta con ser un buen conversador, esto es, hablar menos y callar más. Una vez que ya tienes esa información se lo dibujas en la cabeza. Que lo lea y sencillamente le haces sentir que se lo están contando ahí, al lado, tomando una cerveza, hablando de su negocio. 

El lenguaje debe ser tan sencillo que cuando estén leyendo casi sientan que pueden oírte respirar a su lado. Que estás ahí, con ellos. 

El copywriting para lerdos que utilizan los diseñadores cuerdos. 

Y quiero acabar con una cosa, por si te sirve. Cuando me decidí a sacar mi web y potenciar mi marca personal, tenía varios conflictos. 

Algunos vienen al caso. Otros, no. 

Te cuento los que vienen al caso. 

Soy un persona con pocas habilidades tecnológicas. Necesitaba algo sencillo, fácil de manejar y que me permitiera ganar dinero. 

Entonces hice una búsqueda por internet, y cuando empecé a visitar páginas me parecía que la mayoría de los diseñadores eran marcianos. 

En serio. Pensaba que eran gente muy rara. Pero mucho. Te voy a dar los motivos. 

Empezaba a navegar y me encontraba con que me ofrecían un montón de plugins. 

A ver, yo no sabía distinguir un plugin de una plantilla. 

Y luego eso, las plantillas… hablaban de un montón de ellas. Entonces andaba en esas webs y estaba buscando el botón de traducir porque no me estaba enterando de nada. Yo solo quería montar un negocio online, pero los diseñadores parecían hablar solo para otros diseñadores. 

Pasa en muchos ámbitos, abogados, arquitectos, ingenieros, economistas… y los diseñadores me decían que me regalaban diez plugins… que ellos solo trabajaban con la plantilla X, que si código CSS… pues la verdad, a mí eso no me decía mucho. 

Que no digo que todo eso no sea muy importante y necesario, solo te digo que no es un argumento de ventas. Al menos para la mayoría de tu público potencial. 

A ver, por si te sirve de algo, yo quería una web sencilla, para poder monetizar, que fuera segura y que yo pudiera manejar los cambios básicos de textos y demás. 

Vamos, quería un negocio. Así de simple. ¿Por qué no me ofreces eso? 

¿Por qué me hablas de un montón de plugins que no sé para qué sirven y de los que no he oído hablar en mi vida? 

¿Qué hostias me importa a mí la plantilla? 

Quiero que sea una web fácil, sencilla, para poder monetizar, segura y que yo pueda hacer cambios básicos de textos y alguna chorrada más.

Y ya sé, lo mismo estas pensando, bueno Isra, es que tu eres un poco lerdo, y tienes razón, pero es que la mayoría lo somos. La mayoría de la gente es medio lerda en todo lo que no sea lo poquito que dominan. 

Y tú les vendes a esos, no le vendes a los de tu competencia. Un diseñador que sepa tanto de pluguins y de código como tú, no te va a contratar, te va a contratar el medio lerdo, o sea, yo. La mayoría de las webs de diseñadores utilizan un lenguaje técnico al que mucha gente no sabe cómo enfrentarse. No se le dibuja al potencial cliente una imagen clara en la cabeza. 

Y esa imagen es, en la inmensa mayoría de los casos: Quiero un negocio online para ganar dinero y que sea seguro y fácil de utilizar. Ya está. 

Lo de los pluguins, las plantillas y lo que vayas a tocar de código, eso me lo cuentas luego, una vez ya vamos trabajando, pero no los utilices como argumentos de ventas. Sobre todo por dos cosas:

-Lo hace casi todo el mundo. 

-No me entero. No me motivo. Me aburro. 

Sé un buen conversador. Escucha. Escucha con atención. Sal de tu planeta. 

Esto que escuché en un curso de ventas lo resume muy bien… debes tener un pie en tu mercado, para estar al día, observar a la competencia y tener todo controlado. Pero el resto del cuerpo, debe estar fuera, donde está el cliente potencial. 

Y es que es así. 

Bueno, no te quiero entretener más, espero que esto te haya ayudado. Había pensado en prepararte un artículo de copywriting con las 2957 palabras que jamás debes utilizar y otro listado con las 469 palabras mágicas más mágicas del universo mundial del marketing para vivir la vida de tus sueños, pero es que he pensado que lo mismo eso no te servía de nada. 

Además, no sé cuáles son tus sueños. Los míos son poder leer la mente, volar, ser invisible, jugar en la NBA y pasear en barca de la mano de una chica rubia. 

Soy Isra Bravo, copywriter especializado en cartas de venta y email marketing. También soy un persona muy educada aunque alguna vez diga tacos cuando escribo. 

Por cierto, si quieres avanzar bastante en el tema del copywriting, a todos mis suscritores les regalo el ebook de la irlandesa borracha que nos da una lección, en menos de 5 minutos, que lo mismo mejoras bastante los mensajes de tu web. 

PD: Agradezco mucho a Arturo la posibilidad de escribir en su gran web. También te quiero decir que no ando mucho por la zona de comentarios, si me quieres decir algo agradable o me quieres insultar, te puedes registrar en mi web y estaré encantado de atenderte. 

8 comentarios en “El copywriting del hijo único y porqué los diseñadores web sois gente muy rara.”

  1. Qué Bueno Arturo, más de Isra.
    Yo definiría su copy como copy con sentido, ese que es el menos común de los mortales.
    Y según mi opinión «no solicitada de hoy», en general nos cuesta mucho escuchar.
    Ya dicen psicólogos y terapeutas que el 50% de una buena terapia es que la persona se sienta escucha, y si sirve como terapia, seguro que sirve como negocio.
    Hasta pronto

    Responder
    • Pienso que esa tendencía a utilzar tecnocismos o lenguaje propio de nuestro sector viene determinada por nuestra incapacidad comunicativa. Es decir, no utilizamos el argumento de los plugins y themes porque seamos muy listos, si no porque somos tan lerdos que no sabemos explicar nuestro trabajo sin recurrir a ellos.

      Todavía hoy tengo que pararme a pensar una respuesta cuando me preguntan a qué me dedico en las reuniones de APA… No porque no sepa lo que hago (espero), si no porque no se explicarlo sin mandarlos a todos a themforest.

      Responder
  2. Me da igual que Isra diga que no va a leer los comentarios. Yo quiero poner el mío de todas maneras. No lo escribo para él, no lo necesita.

    Me ha encantado el post. Claro y conciso.

    ¿Que te hace sentir un poco idiota? Mejor. Te enseña.

    Los aplausos no enseñan NADA, los rapapolvos remueven y te hacen pensar.

    Felicidades tanto al «ausente» Isra por el artículo, como a Arturo por poner, a disposición de sus lectores, otra lección magistral

    Responder
  3. SIMPLE, SENCILLO, CLARO Y CONTUDENTES.
    EN UNA PALABRA
    Escuché muy atento tus palabras (escritas en prosa) y no el típico mensaje (en verso arameo).
    Saludos y un abrazo creativo para ti.
    Antonio Basauri P

    Responder
  4. Hola!

    Que bueno Isra, un gustazo verte por aquí.
    A veces nos complicamos las cosas más de lo que deberíamos, pero es que está tan guay decir que tu web será responsive y UX para que se note que eres un crack que claro, después te comes los mocos.

    Un abrazo a los dos!!

    Responder
  5. Tengo la fortuna de contar con 2 cursos de Isra y no dejo de sorprenderme cuando los reviso de nuevo. Cada vez recojo algo nuevo o que había pasado por alto.

    No digo que mejoré mi carta de venta, (Pues no contaba con una =)) simplemente escribí una que me ha ayudado mucho, aunque aún no me siento satisfecha con ella, a mí me ha funcionado.

    Saludos Arturo e Isra. Mis mentores.

    Responder

Deja un comentario

Descubre las 3 razones por las que la mayoría de las páginas web NUNCA serán rentables

Descubre las 3 razones por las que la mayoría de las páginas web NUNCA serán rentables

La mayoría de las páginas web NUNCA serán rentables.

 

¿Te cuento por qué?