facebook_pixel

Cómo hacer una página “sobre mí” que cautive a tus clientes

Si hay una página que causa estragos entre mis clientes es la página “quiénes somos” o “sobre mí”.

Casi todo el mundo sabe lo que quiere expresar cuando habla sobre sus servicios, ventajas competitivas y demás áreas de su negocio.

Pero hablar de uno mismo no es fácil.

La mayoría de la gente me envía textos genéricos que no dicen nada y que han sido redactados sin ganas.

Es como si ese apartado de la web fuera un dolor de muelas que hay que pasar. Lo hacen “porque algo hay que poner”, pero muchos la consideran una página innecesaria.

Y ese es un gran error.

En esta entrada te voy a explicar lo importante que es esta página y cómo redactarla para que te ayude a conseguir clientes.

sobre-mi

¿Por qué nos cuesta tanto hacer esta página?

El otro día hablaba con un compañero de profesión, me contaba que hace unos años tenía bastante trabajo, pero que ahora le costaba horrores conseguir clientes, así que estaba pensando en dar un giro al enfoque de su negocio.

Tenía en mente poner en marcha su blog y empezar a trabajar su marca personal.

Ahora mismo no tiene ninguna foto suya en su página, ni blog, ni nada que le ayude a darse a conocer.

Él tiene claro que tiene que lanzar el blog, pero me decía que le daba miedo exponerse a todo, críticas, comentarios, no saber comunicar bien…

Y ahí está la clave.

Nos da pánico exponernos.

Por eso podemos preparar los demás contenidos de la web sin problemas, pero nos bloqueamos cuando llegamos a la página más personal.

Y por eso la mayoría de los clientes me envían un texto insustancial que no se leerá nadie en la vida. No se dan cuenta de que perdiendo la mejor oportunidad de conectar con sus visitantes.

La importancia de hacer una página “sobre mí” que transmita

¿Quieres conseguir clientes en internet?

Pues tienes que transmitir confianza y ser transparente.

Esto es algo que tengo clarísimo desde hace tiempo.

Hazme caso, es la clave de todo.

Si tu blog transmite algo positivo, ya sea fuerza, entusiasmo, profesionalidad, innovación, ambición, seriedad, alegría, etc. Estarás causando una buena impresión en tus visitas, poco a poco se irán haciendo una idea de cómo eres y empezarán a desarrollar cierto sentimiento de simpatía hacia ti.

A algunos no les gustarás, también es verdad, pero es mucho mejor que le gustes a 50 y que te odien los otros 50, que causar indiferencia a los 100.

¿Y Sabes cuál es la mejor forma de causar indiferencia?

Pues no mostrar tus sentimientos, tus opiniones, tu rostro, ni tu forma de ser.

¿Qué quieres conseguir con tu blog?

Que tus clientes sepan que existes ¿no?

¡Pues date a conocer coño!

Expresa, opina y da la cara.

Atrévete.

Si lo haces verás cómo tu situación cambia de manera radical, ya no tendrás que ir detrás de los clientes, sino que serán ellos los que demuestren un interés en ti.

Ese es el poder del blog.

Y esa misma capacidad de atraer clientes la tiene la página “Sobre mí”, “Quiénes somos” o “Acerca de”.

Muchas de tus visitas van a querer conocer a la persona que está detrás de esa web, de ese blog.

Cualquier cliente que se plantee contratarte va a visitar primero tu página “Sobre mí”.

Si le gusta lo que ve es posible que te contacte.

Si le pareces uno más, o le causas una mala impresión olvídate de él.

Lo has perdido.

Errores que debes evitar

Ya eres consciente de la importancia que tiene esta página ¿no? Pues vamos a prepararla con la atención que se merece.

Cuando leo las páginas “sobre mí” que me envían mis clientes me encuentro con tres errores recurrentes:

1.    No pensar en la persona que está al otro lado

La mayoría de clientes me mandan textos en los que hablan de lo buenos que son sus servicios, de que son referencia en su sector, de sus años de experiencia, de su misión, visión y valores, etc.

En muchos casos lo que recibo parece un panfleto publicitario.

A ver, que te quede claro desde el primer minuto: con este tipo de textos sólo vas a conseguir que el cliente se aburra y deje de leer.

Si una visita entra en esta parte de tu web es porque quiere saber:

  • Quién eres.
  • Qué haces.
  • Cómo puedes ayudarle.

Tu objetivo fundamental debería ser responder a esas cuestiones. Tenlo muy en cuenta cuando te pongas a escribir.

2.    Intentar venderte descaradamente

Esta es una continuación del punto anterior. Muchos clientes utilizan esta página para echarse flores.

Algunos diseñadores web incluso recomiendan esta estrategia con el irrebatible argumento de “véndete a ti mismo, porque nadie más lo hará”.

A mí eso me parece una equivocación.

No olvides que el objetivo principal es generar confianza y eso no lo vas a conseguir poniéndote por las nubes.

Tú habla de lo que haces, de cómo entiendes tu profesión, muestra tu trabajo, las opiniones de tus clientes, etc. Y deja que sea el cliente quien se forme su propia opinión sobre ti.

Si has hecho las cosas bien esa opinión será positiva y estarás mucho más cerca de conseguir un cliente.

3.    Textos demasiado genéricos

A veces los textos que me envían son tan genéricos que no dicen nada.

Te lo explico con un ejemplo real que me pasaron hace poco:

“Somos una empresa referente en nuestro sector, disponemos de los medios materiales y humanos necesarios para realizar todos nuestros trabajos con la profesionalidad y calidad que necesita.

Nuestro personal, altamente cualificado, le ofrece atención personalizada desde el primer día ayudándole durante todo el proceso con soluciones integrales que cubrirán todas sus necesidades.”

A ver si eres capaz de decirme a qué se dedica la empresa, cómo pueden ayudar al cliente exactamente, en qué se diferencian de la competencia, etc.

Todo esto adornado con una foto de stock en la que se ve que tienen unas oficinas muy chulas y un personal muy rubio…

Consejos previos a la redacción

Para evitar resultados tan insulsos e inservibles como el texto anterior deberías tener presentes algunas cuestiones.

1.    Piensa en tu potencial cliente

El objetivo es que esta página te ayude a conseguir clientes así que escribe para ellos.

Si conoces sus necesidades, dudas, intereses, preocupaciones, etc. Serás capaz redactar un texto en el que expliques de qué manera podrías ayudarles.

2.    ¿Qué quieres transmitir?

¿Cómo quieres que se sienta el cliente al acabar de leer la página? Confiado, motivado, informado, intrigado…

Decide el efecto que quieres causar en él antes de empezar y redacta los textos intentando lograr ese efecto.

No te pongas muy formal si quieres transmitir cercanía, ni te pongas en plan gracioso si quieres transmitir solemnidad.

3.    No escribas únicamente datos fríos

La clave es la confianza, ya te lo he dicho antes, y la confianza no se gana con datos estadísticos ni mostrando tu curriculum, sino mostrando a la persona que hay detrás de esa web.

Conectarás mucho mejor con el lector si le das a los textos un toque personal.

4.    Enlaza a otras páginas estratégicas

Aprovecha que la página sobre ti es una de las más visitadas de tu web para redirigir a tus visitantes a contenidos complementarios.

En mi caso tengo enlaces a mi portfolio, testimonios de mis clientes, página de contacto, entradas relacionadas, etc.

5.    ¿Eres una empresa o un trabajador autónomo?

Algunos emprendedores, sobre todo cuando están empezando, tienen la tentación de aparentar ser más grandes de lo que son para atraer a más o mejores clientes.

Yo lo considero un error. Si quieres generar confianza no deberías fingir ser una empresa con 8 trabajadores cuando en realidad estás trabajando tú solo desde una habitación de tu casa.

La confianza no se gana con mentiras.

No pasa absolutamente nada porque seas un emprendedor que trabaja solo, de hecho cada vez hay más clientes que buscan este tipo de profesional.

Estructura de una página sobre mí efectiva

Vamos a ver los puntos que debería cubrir la página “quiénes somos” de tu web y cómo redactar correctamente cada uno de ellos.

No es necesario que sigas esta estructura al pie de la letra, adáptala a tu caso concreto, pero te servirá como guía para que no te enredes y mantengas el foco en lo que quieres transmitir.

1.    Titular descriptivo o con gancho

Hay gente que opta por una cita famosa, otros prefieren una breve descripción en la que resumen a qué se dedican, hay quien solo pone sus principales datos personales…

En mi caso he puesto mi nombre y una descripción de cómo me veo a mí mismo.

Ten en cuenta que esta descripción no es fortuita, de todas las cosas que podría decir sobre mí he elegido una que creo que puede conectar con mi tipo de cliente ideal.

2.    Cómo puedes ayudar a tu cliente

En esta parte deberías explicar a qué te dedicas y de qué manera puedes ayudar a tu cliente potencial.

Sé concreto, ofrece soluciones precisas a problemas determinados. Si conoces bien las necesidades e inquietudes de tu potencial cliente no te costará mucho preparar esta parte.

3.    Quién eres y cómo ha sido tu viaje personal

Cuál es tu formación, cómo has llegado hasta aquí, por qué te dedicas a esto, cómo entiendes tu profesión, etc.

Esta es la parte personal en la que tienes que dejarte ver y poner toda la carne en el asador.

No tengas miedo de expresar tu opinión y mejor si dejas entrever rasgos de tu personalidad.

En mi caso hablo de por qué decidí emprender y cuento lo cansado que estaba de trabajar para otros.

Incluso me permito pegar un tirón de orejas a todos aquellos que solo ven los problemas de la situación económica actual y “pasan” de las oportunidades que hay ahí fuera.

Por último he puesto un enlace a una entrada en la que cuento 50 cosas personales sobre mí.

Por supuesto tú no tienes que ir tan lejos, pero sí te recomiendo que te olvides de la vergüenza y los miedos y te atrevas a mostrarte.

Los resultados merecen la pena.

4.    Llamada a la acción

Invita a tu lector a que realice alguna acción. Que lea una entrada, que se suscriba al blog, que te contacte por email…

Lo que tú consideres.

Si le ha gustado lo que ha leído este sería un buen momento para “pedirle algo”.

Añade elementos que te respalden

Si has preparado bien los textos, tu página “sobre mí” ya debería transmitir lo que buscas, pero siempre viene bien añadir elementos que refuercen esa impresión positiva que has generado en el lector.

Foto personal

Una foto de verdad, tuya.

Nada de fotos de stock ni de la puerta de tu negocio. Si quieres hacerle una foto a tu negocio adelante, pero contigo y tu equipo dentro.

Queremos que se note que detrás del blog hay una persona ¿Recuerdas?

Y si puede ser sonriendo mejor.

Video

Ya lo sé. Todavía te estás recuperando de lo de añadir textos con un toque personal y de tener que poner una foto tuya, así que doy por hecho que este punto va a ser que no.

Pero deberías.

No hay nada que transmita más que un video y es un elemento sumamente diferenciador, precisamente porque no hay mucha gente que lo haga.

Yo todavía no tengo un video de presentación, pero está en camino.

Testimonios de clientes

El otro día me ha contactado un cliente porque estaba buscando un diseñador de WordPress, había leído los testimonios de mis clientes y le parecieron tan positivos que decidió escribirme.

Al parecer no llegó a ver mi portfolio, pero con los testimonios le bastó.

Eso sí, no seas cutre y hazme el favor de poner testimonios reales con enlaces a las webs o perfiles sociales de los clientes que te los han facilitado.

Los testimonios bien hechos son un gran respaldo, pero si tu visitante se huele que son falsos olvídate de tu credibilidad y de generar confianza.

Resumen

Te dejo un listado con los puntos más importantes para que lo tengas a modo de chuleta:

  • Piensa en tu potencial cliente y en lo que le gustaría leer en esta página. Redacta para él.
  • No conviertas tu página sobre ti en spam, cuenta tu historia, pero no te eches flores.
  • Redacta textos concretos que respondan dudas determinadas. Si lo que escribes es demasiado genérico será como no escribir nada.
  • Analiza las sensaciones que quieres transmitir y prepara los textos en consecuencia.
  • Dale un toque personal, no tengas miedo de expresarte, los contenidos personales conectan mucho mejor con la audiencia.
  • Enlaza a otros contenidos relevantes de tu web, es una buena forma de complementar la página sobre ti.
  • Utiliza un título con fuerza, que invite a seguir leyendo.
  • Qué haces, cómo lo haces y qué puedes hacer por tu cliente.
  • Intenta que el lector realice alguna acción antes de abandonar la página.
  • Recuerda añadir una foto personal, es fundamental. Si puedes añade testimonios y si te animas con el video ya sería la caña.

Y un último consejo.

Sé auténtico.

Es la única forma de transmitir y generar confianza.

No tienes que ser ni mejor ni peor que nadie, simplemente sé tú mismo y ya verás cómo los resultados son muy positivos.

Ale, ya no tienes excusas, ya sabes todo lo necesario para hacer una página “sobre mí” que cautive a tus clientes.

Cómo hacer una página “sobre mí” que cautive a tus clientes
4.67 (93.33%) 3 votes

17 comentarios en “Cómo hacer una página “sobre mí” que cautive a tus clientes

  1. Muchas gracias Arturo,

    Me vienen genial estos consejos. Aquí tienes a un seguidor con ansias de aprender. Junto con Omar, Dean y Chuiso eres uno de mis grandes descubrimientos.

    A la espera de más contenidos. Un saludo “”!

  2. Buenos días, Arturo y gracias de nuevo.

    Este punto me parece importante y una buena recomendación por tu parte:
    “Intenta que el lector realice alguna acción antes de abandonar la página”.

    Un saludo,
    Maria

    • Hola María,

      Yo también lo considero un punto importante, si al visitante le ha gustado alguno de tus posts y le has causado una buena impresión con tu página “sobre mí” es un excelente momento para pedirle que te deje su email, por ejemplo.

      Un saludo.

  3. Hola Arturo:

    Qué gran post! y qué bien me viene. Comparto todos y cada uno de los puntos a los que aludes.

    Tendemos siempre a hablar en plural, a mecanizar y a aparentar lo que no somos.

    Hay un miedo genérico a la desconfianza y nos escondemos detrás de un prototipo de infraestructura organizativa.

    Por suerte, he tenido la oportunidad de ver ese “gran error”, que nos hace tropezar una y otra vez a los profesionales frenlance y encauzar mi camino hacia la primera persona.

    He decidido contar en primera persona, quien soy, a qué me dedico y en qué te puedo ayudar. Enseñarte mis fotos favoritas, las mas divertidas y las que muestran mi día a día. Invito a mis conocidos a que hablen de mi, lo que quieran, se trata de que me conozcas y veas en qué entorno me muevo.

    Cuando me dirijo a mis amigos les hablo de tu, les llamo por su nombre y eso es porque existe una relación de confianza. Pues lo mismo pasa con nuestra web, generar confianza con el tu, porque detrás hay otra persona como yo.

    Desde que estoy trabajando en los textos de mi web y colaborando contigo, he aprendido a confiar mas en mi, doy mas importancia a mis valores y con muchas ganas de transmitir.

    Coger lápiz y papel, hablar de ti mismo y que te puedan conocer, es un buen ejercicio de autoconfianza y creo que es uno de los pilares de cualquier emprendedor.

    Muchas gracias! y Feliz Domingo! 🙂

    • Hola Yolanda,

      Ojalá más emprendedores fueran tan conscientes como tú de la importancia de perder el miedo y abrirse a su audiencia para establecer una relación de confianza.

      También haces un apunte muy interesante que es el de la autoconfianza. Un emprendedor seguro de sí mismo tiene muchísimas más opciones de triunfar.

      Un saludo!

  4. Muy interesante. Eres un gran conocedor de la psicología de las personas, pues, efectivamente, los temores que apuntas son los que sentimos cuando tenemos que escribir sobre nosotros mismos y que hace que al final, nos quede algo frío y poco atractivo.
    Me ha gustado mucho las sugerencias de cómo debe ser la foto con la que acompañemos la presentación.
    Un artículo muy útil.

    Lucía

    • Hola Lucía,

      Como digo al principio de la entrada esta suele ser la página más floja que me pasan mis clientes.

      Algunos por inseguridad o timidez, otros porque no la consideran relevante y otros simplemente porque no saben enfocarla correctamente.

      Lo que espero que haya quedado clero es que es una página importante con mucho potencial y que hay que aprovecharla.

      Un saludo!

  5. Excelente post Arturo!!!

    Siempre he considerado fundamental transmitir lo “humano” de una persona u organización.

    A veces las personas y empresas se ponen detrás de sus innumerables títulos académicos o proyectos, y se olvidan de conectar con el cliente emocionalmente.

    Ya de por sí Internet tiende a ser un medio algo “impersonal” como para que nosotros no le demos un toque de calidez cuando nos comunicamos 😀

    Saludos desde el otro lado del Atlántico!

    • Hola Francisco,

      Tienes toda la razón, Internet ya de por sí es un medio un poco frio, sin embargo las tendencias de consumo cada vez se basan más en aspectos psicológicos y emocionales.

      Generar confianza y saber transmitir, ahí está la clave.

      Si lo consigues estarás mucho más cerca de conseguir clientes… y de los buenos además.

      Un abrazo!

  6. ¡Hola Arturo!

    Justamente es la página que acabo de terminar para mi blog que aunque todavía no está publicada y quiero hacerle algunos retoques creo que se me he quedado bastante bien y por lo que dices en tu post, creo que no me he dejado nada en el tintero 😀

  7. Buenas tardes,

    Buscando en internet ayuda desesperada sobre como añadir el widget sobre mi en wodpress he encontrado tu blog, (que me parece muy útil e interesante) y me preguntaba si me puedes resolver esta duda. Sé que será una tonteria pero no doy con la tecla!!

    Tengo un blog en wordpress y quiero añadir un widget en la barra lateral, sobre mi y no soy capaz. Gracias por tu atención.

    Un saludo

    Lucia

    • Hola Lucía,

      Si quieres añadir algo como lo que tengo yo es tan sencillo como insertar un widget de texto y poner el código html necesario. En mi caso el widget que yo tengo es algo similar a esto:

      sobre-mi-sidebar
      Diseñador freelance especializado en infografías y WordPress. Creo firmemente que si te esfuerzas la recompensa acaba llegando. Optimista por naturaleza. Emprendedor por vocación.
      Leer más…

      Si no controlas html una alternativa es que crees una nueva entrada, añadas ahí la imagen, el texto y el enlace a tu página “sobre mí”, una vez hecho esto cambia el editor al modo “Texto” y verás que ha generado un código html. Lo copias, lo pegas en el widget de tu sidebar y lo guardas.

      Si has seguido los pasos correctamente debería mostrarse en tu sidebar un widget similar al mío.

      Espero haberte ayudado.

Deja un comentario