facebook_pixel

Hay mil oportunidades que no estás aprovechando

“No hay nada de trabajo, está todo muy parado”

“He enviado 200 curriculums, pero no me sale nada”

“Trabajar por Internet es para otros, en lo mío no funciona”

“Apenas llegan clientes, no hay consumo”

Casi a diario escucho frases como estas, en las que el locutor se queja de lo difícil que está todo.

Y es verdad que no estamos en nuestro momento más glorioso, no te voy a negar la mayor, pero también es verdad que mucha gente no se está adaptando al cambio.

Porque la situación laboral ha cambiado, eso es evidente y las formas de encontrar trabajo y clientes también:

  • El envío masivo de curriculums ya no funciona.
  • Se acabó la eficacia de la publicidad unidireccional (prensa, radio, televisión, folletos, etc.) que tantos clientes te traía antes.
  • Tener carrera, máster e inglés ya no te garantiza nada.

En este nuevo paradigma los que no evolucionen lo van a pasar francamente mal.

Pero si te mueves bien en estos momentos te puedes comer el mundo.

O al menos te puedes comer a tu competencia y convertirte en un referente de tu sector.

plantilla-imagenes-blog

“No hay nada de trabajo, está todo muy parado”

Mucha gente piensa que no hay trabajo, pero no es cierto.

A lo mejor no hay trabajo de lo tuyo, o si lo hay, no tienes el perfil adecuado, así que toca transformarse.

El tema de la reconversión profesional es algo cada vez más habitual, antes era habitual ejercer una misma profesión toda la vida y muchas veces hasta en la misma empresa.

Eso ya es historia, ahora nos vemos obligados a actualizarnos constantemente para no quedarnos atrás.

La parte positiva es que hoy en día tenemos más acceso que nunca a la información y a la formación, así que puedes reconvertirte tantas veces como quieras.

Y sé de lo que te hablo.

Yo soy publicista de titulación, pero decidí aprender WordPress cuando vi que la publicidad tal y como la conocíamos estaba fastidiada.

No soy programador ni tenía conocimientos técnicos, así que al principio me volvía loco con el código, pero aquí estoy.

Si yo pude reciclarme tú también puedes.

Además, siempre puedes enfocar tu nuevo perfil de tal manera que aproveches tus conocimientos anteriores.

En mi caso, cuando empecé a hacer páginas web, quería tener un perfil profesional con mayor demanda, pero sin olvidar lo que había aprendido y sin dejar de hacer lo que me gustaba.

Es decir, no quería convertirme en programador. La parte que me gusta de mi trabajo es la de diseñar una página y una estrategia que mejore la posición del cliente.

Asesorarle en marketing online, ayudarle a comunicarse mejor, diseñar páginas rentables, etc.

Vamos, que he tratado de aplicar mis conocimientos y experiencia anteriores a mi nuevo perfil profesional.

Trabajo había, solo que tuve que reciclarme para acceder a él.

“He enviado 200 curriculums, pero no me sale nada”

Te voy a contar el caso de tres conocidos míos. Los tres trabajaban en una agencia de diseño gráfico y web.

Uno era el director, otro diseñador gráfico y otro programador.

La agencia parecía sólida, tenía bastantes clientes y en tiempos debió de dar un dineral.

Con la llegada de la crisis la empresa se deshizo como un terrón de azúcar.

Los dos trabajadores a la calle.

A día de hoy el director lo está pasando mal, todavía no se ha recuperado del batacazo.

El diseñador gráfico ha enviado cientos de curriculums, pero no le ha salido nada interesante. Optó por el método tradicional y ya ves lo bien que le ha funcionado.

El programador hizo un blog, ofrece sus servicios a través de la web y ha crecido tanto en dos años que ya tiene subcontratados a cuatro chavales más.

La empresa se fue al garete, el director anda fastidiado y el diseñador esperando a que le contesten a los curriculums, pero el programador supo encontrar su hueco y alcanzar un crecimiento que ni él mismo se imaginaba.

Paradójicamente, en su caso un despido supuso una oportunidad para tomar un camino diferente.

Dónde otros ven un portazo, él vio una ventana abierta.

Y te podría poner otros 20 ejemplos parecidos.

Hay un montón de bloggers por ahí sueltos que hace tres años eran empleados anónimos de otras empresas y hoy son referentes en sus respectivas profesiones.

En los momentos de cambio triunfan los que saben buscarse la vida.

“Trabajar por Internet es para otros, en lo mío no funciona”

Hay ciertas profesiones que no las puedes ejercer a distancia, pero los clientes sí los puedes encontrar a través de Internet.

Cuando hablo de esto suelo acordarme del sector de la construcción.

No puedes hacer una reforma a distancia, pero el cliente te puede encontrar en Google.

El problema es que buscas “reformas en Salamanca”, por ejemplo, y la mayoría de resultados son páginas horribles y con escasa autoridad a los ojos del buscador.

Si algún profesional del sector se pusiera un poco en serio con su blog y trabajara un poco su marca personal se pondría en los primeros puestos para esa búsqueda en unos meses.

¿Por qué no lo ha hecho nadie todavía? por falta de conocimientos técnicos, pereza, falta de confianza en los resultados…

Y luego hay un montón de profesiones que se sí pueden ejercer a distancia, pero el profesional no lo sabe, no lo ve claro o desconoce las herramientas que tiene a su alcance para llevarlo a cabo.

Periodistas, escritores, profesores, psicólogos, gestorías, secretarias, diseñadores, programadores, etc.

Cualquiera de ellos puede trabajar a distancia sin ningún problema.

Lo que pasa es que necesitas una web en condiciones y una estrategia bien definida que te ayude a posicionarte como un profesional relevante y a atraer a tus potenciales clientes.

Pero no des por hecho que tú no puedes aprovechar Internet solo porque no sepas cómo.

Si estás interesado en el tema del tele trabajo, pero no sabes por dónde empezar te recomiendo que recurras a un profesional que te pueda orientar o acompañar en el proceso.

Un mentor que te guíe te vendría de perlas y la inversión que te puede suponer la rentabilizarás con creces.

“Apenas llegan clientes, no hay consumo”

Lo primero ¿Hay demanda de tu producto?

Si vendes algo que no necesita ni quiere nadie no es que no haya clientes, es que tu producto carece de interés y sentido actualmente.

Otra cosa distinta es que otros profesionales de tu sector tengan demanda y tú no. En este caso es que estás haciendo algo mal, evidentemente.

Hace unos años era suficiente con ser un buen profesional, si hacías bien tu trabajo no te faltaban los clientes.

Ahora no basta con eso.

En estos tiempos necesitas aportar algo más, necesitas sobresalir de la competencia, ganar visibilidad y generar confianza.

Además cada vez más gente utiliza Internet para encontrar productos, servicios y profesionales.

¿Estás en Internet? ¿Tienes un blog? ¿Está cuidado y trabajado?

Si la respuesta es no ya te puedes poner las pilas, estás perdiendo muchísimas oportunidades de que tus clientes lleguen a ti.

¿Haces algo para que te encuentren tus clientes? ¿Publicidad en buzones, en radio, prensa? ¿Redes sociales, publicidad en Google?

Deberías saber que la publicidad unidireccional cada vez funciona peor, su eficacia cae en picado ante las estrategias 2.0

Una web con un blog cuidado y presencia activa en las redes sociales te dará mejores resultados que la publicidad tradicional.

Y si te curras el blog puede que hasta te posiciones como un referente de tu sector, cosa que la publicidad no hará, a no ser que realices una inversión millonaria.

Conclusión

Internet es un mar de oportunidades, los profesionales que lo saben y lo explotan están consiguiendo resultados impresionantes.

Sobre todo en aquellos sectores que todavía no están muy saturados, la gente tiende a pensar que solo los que nos dedicamos al diseño web o al marketing online podemos vivir de nuestra presencia online.

Nada más lejos de la realidad.

Vale que yo sé cómo funciona este mundillo y puedo moverme más fácilmente que un profesional de la construcción o un psicólogo, por ejemplo.

Pero yo compito con un montón de gente que sabe tanto o más que yo sobre el tema, así que la competencia es feroz.

En otras profesiones la competencia en Internet es mínima o fácilmente superable, así que un blog cuidado y una marca personal trabajada pueden suponer un cambio radical en tu estatus profesional.

Las oportunidades están ahí para todos, solo tienes saber aprovecharlas.

Hay mil oportunidades que no estás aprovechando
4.8 (96%) 5 votes

18 comentarios en “Hay mil oportunidades que no estás aprovechando

  1. No puedo estar más de acuerdo con tu post Arturo. O adaptarse o morir. Creo que en España llevamos un considerable retraso en el tema del emprendimiento tecnológico con respecto al mundo anglosajón. Ayudar a generar esa cultura es parte de nuestra profesión ahora. Muy buen artículo. Un saludo!

    • Gracias Raúl,

      Yo también creo que en España todavía no somos conscientes del potencial de Internet.

      Si a eso le sumas que a mucha gente le cuesta aprender nuevas tecnologías nos encontramos con que estamos un poco estancados.

  2. Absolutamente de acuerdo, ahora mismo estoy precisamente en ese reciclaje y me siento muy identificada con tus comentarios, yo también vengo del mundo de la publicidad y en mi caso no vi como mi agencia se desmoronaba como un terrón de azúcar porque conseguí trabajo en el supuesto paraíso de un anunciante, un famoso banco de color rojo para ser concretos.
    Mi terrón de azúcar se desmoronó porque cuando me quedé embarazada y tuve un aborto espóntaneo decidieron en 5 meses que de repente no había sufieciente trabajo.. al menos para mí, y me despidieron, y ah, sorpresa, después contrataron 2 personas para hacer lo mismo. El resto de la historia que es mandar CV´s me ha dado algunas entrevistas con head hunters pero parecen muy preocupados con mi disponibilidad 24 horas, saber si tengo hijos, marido.. etc.. No sé si a vosotros os pasa en las entrevistas, me veo en la tesitura de tener que mentir sobre mi actual situación y me parece mezquino el juego que hay detrás de esas preguntas.
    Resumiendo, estoy luchando por reciclarme a toda velocidad aprovechando mis conocimientos de marketing y publicidad, y deseando poder hacerme un hueco que me permita tener vida personal y éxito profesional.
    Gracias por tus post, me encantan. espero seguir aprendiendo de tus experiencias y de otros bloggers como tú.

    • Hola Ana,

      Lo que comentas es muy frecuente. Muchos de mis clientes han sufrido despidos y tras hacer muchas entrevistas han decidido ponerse por su cuenta.

      Antes el ser empleado tenía una serie de ventajas que ahora han desaparecido, ya no hay ninguna estabilidad ni seguridad, los horarios son una broma (hay gente que sale de casa a las 7 de la mañana y vuelve a las 20:00), los salarios dan pena…

      Y encima lo que tú dices, engañando y mintiendo para que no te descarten a la primera por no dar el perfil.

      Yo creo sinceramente que las cosas ya no van a volver a ser como antes, durante unos años hemos vivido en una relativa comodidad que se ha esfumado.

      Ahora toca reciclarse y competir en un nuevo mercado laboral.

      El que lo haga tiene un mar de oportunidades por delante, el que no lo haga seguirá diciendo que no hay trabajo, que no encuentra nada y que la cosa está fatal durante muuucho tiempo.

      Gracias a ti por pasarte a comentar 🙂

  3. Y que lo digas!
    Pase de ser contable a diseñador web en unos meses y en este campo como bien dices hay mucha competencia .. hay gente buenísima … Otros que utilizan trampas..e incluso ganan más y por eso se ponen el titulo pero saben moverse y sin saber ni la mitad que yo venden más. . Hablo de tipo páginas wix etc etc
    Creo que lo más importante es tener una cara bonita y funcional…blog, marketing en las redes… y esto constante.
    A mi me esta costando mucho levantarme pero ya después de un año son más colaboraciones que clientes. Aunque los pocos clientes que dispongo están bien cuidados y me lo dejan en mis manos y eso es importante. La confianza
    Tengo fe en que un día pueda ser algo conocida y disfrutar de ello… hoy por hoy vivo de esto esta claro…y no me rindo a nuevas posibilidades y conocimientos porque en este campo siempre hay que estar actualizándose. ..constantemente

    gracias por el artículo. . Yo no lo podría haber descrito mejor.

    • Hola Laura,

      De contable a diseñador web… sí señor, vaya cambio!

      Empezar es difícil y más todavía en sectores tan competidos como el diseño web, pero como bien dices si eres constante y haces las cosas bien el resultado acaba llegando.

      También me parece fundamental la actualización continua, no entiendo a algunos estudiantes que terminan la carrera y se piensan que ya no van a tener que estudiar en su vida.

      Los tiempos cambian, aparecen nuevas herramientas y la tecnología evoluciona a un ritmo de vértigo. Si no te actualizas en poco tiempo estarás desfasado, aparecerá alguien con más ganas que tú y te comerá la tostada.

      De hecho creo que ese ha sido el problema de muchas empresas y autónomos que ahora se están quejando de cómo está el patio. Muchos se acomodaron en su momento pensando que ya lo tenían todo hecho, llegó la crisis, no se supieron adaptar y ahora siguen esperando a que pase la tormenta para recuperar la normalidad.

  4. Totalmente de acuerdo. Esto es una cosa que echo a faltar en la educación actual de la juventud. A mi modo de ver, se tendría que enseñar a los jóvenes a prepararse profesionalmente en el “cambio”. Saber que las distintas profesiones ya no se mantienen innamovibles, como años atrás, Es necesario estar preparado para un reciclaje constante para adaptarse a los nuevos cambios tecnológicos y sociales. Asimismo, enseñarles que lo que se aprende siempre sirve, como indicas tú, es cuestión de saber aprovechar nuestros conocimientos para que, si llegado el caso, tenemos que adaptarlos a una nueva profesión.
    Muy buen artículo. Muchas gracias.
    Lucía

    • Hola Lucía,

      No podría estar más de acuerdo con tu comentario.

      Cambio, evolución, reciclaje, actualización… llámalo como quieras, pero hay que estar al día con las nuevas herramientas y tendencias.

      Las profesiones inamovibles ya no existen, eso deberían tenerlo claro todos los jóvenes.

      Un saludo!

  5. Hola Arturo,

    Ya hace tiempo que no hablamos, pero sigo por aquí, jaja.

    Yo miro a mi alrededor y veo un problema bastante grande.
    Estamos todos de acuerdo que la cosa está mal de trabajo, que si se echan horas y no se pagan, que si sueldos bajos, etc. Pero aún así, veo que mucha gente joven se queja de todo eso, pero no optan por otro cosa. Algunos casos de gente de mi alrededor.
    Por un lado el reciclaje es algo fundamental y yo he visto a muchos que porque tienen una carrera, tienen que trabajar de los suyo aunque no haya. Al decirles que hay otras opciones y que uno puede reciclarse, te dicen que entonces pierden los años de estudio.
    Para otros, el trabajar no significa otra cosa que echar currículum y que otro te contrate. Después se tiran los meses y meses y no les sale nada. También los hay que salen una hora por la mañana, tiran 10 currículums y ya han cumplido.

    Yo opino que a todo el mundo le gustaría tener un sueldo bueno, que sea fijo y si estás tempranito en tu casa, pues mejor. Pero si no hay de eso, hay que buscarse otra cosa.

    Yo recomendaría a los que están en una situación que no encuentran nada, que se reciclen, que intenten montarse algo por su cuenta.
    Hay que trabajar muy duro, todos los días, pero si la cosa va bien, el trabajar para uno mismo, el depender de tu tiempo y sobre todo, el no tener que depender de nadie, ni estar asustado de que mañana te pongan la carta encima de la mesa, es más que un premio.
    Recordemos que antes de la revolución industrial, la gente era autónoma y se buscaban la vida por ellos mismos. Después vinieron las grandes fábricas y empresas y nos acomodamos. Pero eso ya está cambiando.

    Un abrazo!!

    • Hola Raúl,

      Yo percibo el mismo problema en personas cercanas.

      Hablo con gente que me dice “joder, que bien te va, no te quejarás”. Y no me quejo, pero si me va bien es porque he puesto todos los medios a mi alcance y me lo he currado.

      Luego me preguntan cómo lo he conseguido y les explico de qué va esto del blog, el marketing de contenidos, los ingresos por afiliación, etc.

      Y ¿Sabes qué pasa? que poco a poco empiezan a perder el interés y me dicen que eso es muy complicado.

      En estos casos lo que pienso es: estás viendo que me va bien mientras tú no te comes ni una rosca, te explico lo que tienes que hacer para conseguir lo mismo y tú pasas porque es complicado.

      Conclusión: no estás dispuesto a esforzarte para conseguir salir de dónde estás. Te estoy dando las claves, el ejemplo de que funciona y cómo llevarlo a cabo.

      Sin embargo decides no intentarlo porque eso no es para ti.

      Bueno, pues nada, sigue enviando curriculums, quejándote y auto convenciéndote de que estás haciendo todo lo posible.

      Por lo demás suscribo al 100% tu comentario, estoy totalmente de acuerdo contigo.

      Un abrazo fiera!

  6. Muy bueno, un gran articulo sobre el cambio y la adaptación que deben realizar en todos los sectores para no quedarse atrás frente a la competencia. Más de un director deberia echarle un vistazo y de paso, abrir los ojos frente a lo que esta llegando desde hace años. Un saludo!

    • Hola Xavi,

      La clave está en que la competencia sí se recicla. Si tú decides no hacerlo estás fastidiado.

      Un ejemplo personal.

      Hace 8 años admiraba a un diseñador que trabajaba en una buena empresa con un sueldazo y buenos clientes. De vez en cuando hablábamos y le miraba con envidia y respeto. Pensaba que yo nunca llegaría a su nivel.

      Bueno, pues hace un par de semanas me ha escrito pidiéndome trabajo o a ver si podía derivarle algún cliente.

      La empresa en la que estaba trabajando le despidió hace 3 años, con su sueldo pagan ahora a otro diseñador y un desarrollador de aplicaciones para móvil.

      En estos 3 años se ha dedicado a enviar curriculums y a buscar empresas que le den lo que le daba la otra.

      Resultado desastroso, no ha trabajado prácticamente nada en este tiempo y encima no está dispuesto a cambiar lo que está haciendo.

      El otro día me decía literalmente: “Lo que no voy a hacer es ponerme ahora a escribir un blog y aprender marketing online, lo mío es el diseño gráfico y tengo 10 años de experiencia, tú sabes que soy bueno en lo que hago, prefiero esperar a encontrar una empresa que sepa valorarme.”

      Pues sigue esperando…

      Yo sé que es bueno, claro que sí, pero hay otros que también lo son y se están moviendo mucho mejor que él.

      Este es el ejemplo perfecto de un trabajador exitoso que no se ha sabido adaptar a la nueva situación y que se ha visto totalmente superado por su competencia.

  7. Qué buen artículo, Arturo:

    Espero que ayude a concienciar a muchos profesionales sobre las ventajas del mundo del freelance y del teletrabajo.

    Yo también decidí un día reinventarme, olvidarme del mundo del derecho, que con todo mis respetos a los profesionales que lo componen, no estaba hecho para mí y me aburría. Aposté por una forma de vida, trabajando desde casa y presentando a otros profesionales, como tú y yo, mis soluciones de secretaria virtual. Ayudando en la optimización del tiempo con mis recursos.

    Un consejo, sea cual sea tu actividad, enfócate en tu marca personal y basa tu negocio en las nuevas tecnologías y medios de difusión. Los profesionales y formas y medios de trabajo, hemos evolucionado.

    Siempre hay alguien que te puede ayudar a enfocar tu profesión al teletrabajo.

    Un fuerte abrazo 🙂

    • Gracias Yolanda,

      En el comentario anterior hablaba de un profesional que no se había sabido adaptar, bueno, pues tú eres el ejemplo perfecto de todo lo contrario 🙂

      Del mundo del derecho a secretaria virtual, aprovechando todas las tecnologías a tu alcance y moviéndote estupendamente a nivel de networking.

      Tú sabes mejor que nadie que reciclarse es duro, hay que empezar de cero y requiere mucho esfuerzo, pero ¿vale la pena o no?

      Un abrazo fuerte!

  8. Buenas Arturo.

    Gran artículo.

    Me viene muy bien pues me estoy planteando dar el salto a sacar un negocio online, aunque reconozco que da un poco de vértigo.

    Soy un español más que después de siete años seguidos en una empresa le hacen un ERE y se va al paro.

    La verdad que me tienta mucho la idea de sacar un negocio online, aunque visto desde fuera parece bastante complicado todo el tema del marketing de contenidos, publicidad, etc… pero sinceramente no se si es más complicado encontrar un trabajo con el método tradicional.

    Soy programador, el tema técnico no me asusta mucho ,pero todo lo que conlleva sacar un negocio online sí, encontrar clientes, posicionarte en los buscadores, publicar un blog con calidad, marca personal, no parece nada sencillo jejeje…

    Arturo, muchas gracias por el artículo, pues me ha servido de inspiración.

    Un saludo y a seguir escribiendo artículos tan buenos.

    • Hola Antonio,

      Tu caso es muy similar al de muchísimos emprendedores que deciden lanzar su negocio ante la falta de oportunidades o de ofertas de trabajo.

      Puede que te asuste un poco todo el tema de marketing online, pero la ventaja que tienes tú es que el apartado técnico lo tienes resuelto, que es dónde más dificultades encuentra la mayoría.

      De todas formas no te preocupes, hay un montón de blogs sobre marketing online donde puedes aprender todo lo que necesitas 🙂

      Muchas gracias a ti por pasarte a comentar y mucha suerte con tu nuevo proyecto 🙂

  9. Saludos,

    Me ha gustado muchísimo su artículo. Soy panameña y estudiante universitaria de la carrera de diseño gráfico. Estoy a un año y medio para graduarme y tengo muchísimas ganas de empezar un blog, pero debido a mi poca experiencia en el campo, me da temor hacerlo ahora. ¿Tienen alguna recomendación para los que seamos principiantes?. ¿Cuándo es el momento adecuado para crear un blog?

Deja un comentario